sábado, 24 de octubre de 2009

EL EFECTO KULESHOV



Si, por ejemplo, grabamos la cara de Juan que gira la cabeza hacia la derecha en el jardín del instituto y nos vamos a Nueva York y grabamos una calle cualquiera, al montar juntas las dos escenas, estaremos convencidos de que Juan está en Nueva York mirando la calle que habíamos grabado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada